... y todo comenzó.

Seguramente las cosas funcionan así. Un día, en un minuto, o tal vez no se necesita tanto, decides que hay algo nuevo que hacer.

jueves, 30 de julio de 2009

¿Por qué tan tarde?


Quizás parezca un poco tarde hacer una reseña del libro que he leído hace dos semanas aproximadamente, sin embargo tiene una explicación.
Cuando terminé la lectura, me resultaba difícil hacer un balance de la historia que había vivido, o mejor, que había leído.
Ahora me resulta más clara esa interpretación y eso por varios motivos.
En primer lugar, acababa de leer otros dos libros con los que había disfrutado en demasía. Me habían despertado sentimientos, sensaciones, pero lo que es más importante, me habían obligado a reflexionar y a dedicar tiempo de no lectura a lo que encerraban esas líneas, esos personajes tal vez no tan literarios, ..... Eso, no hay duda, obliga a que esta siguiente lectura alcanzara iguales cotas de interés y eso ya resulta difícil. Primera idea clara. Y una explicación a mi derrota inicial.
Por otra parte, quizás las expectativas, después de haber leído varias reseñas, me llevaban a otra historia que no encontré. Hube de acomodarme a lo que iba surgiendo página a página. En ese proceso de acomodo tardé en tener ideas propias. Dicho de otro modo, esa reflexión, ese movimiento mental no llegaba a producirse sobrepasado por los acontecimientos. Segunda explicación que facilitaba mi análisis.
En tercer lugar, la autora recurre a momentos de fantasía para poder dibujar realidades y esa situación me derbordaba por varios motivos: no me gustan las fantasías para explicar realidades y, me cuesta trabajo acomodarme y hacer mía esa imaginación ya que la propia fluye siendo capaz de buscar múltiples direcciones de esas ficciones.
A pesar de estos inconvenientes, había claros indicios de que algo empezaba a darle cuerpo propio al relato. La forma tan dulce, tan sutil de mostrar acontecimientos históricos; el espacio ocupado, al principio de manera somera, después contundente, por los principios y valores universales, ....
Cada una de estas ideas y miles otras difíciles de expresar me dan ánimo para hacer ahora esa reseña.
En definitiva, "La bastarda" ha sido capaz de crear, a pesar de los avatares, un poso de curiosidad y de dudas lo suficientemente denso que anuncia caminos futuros de investigación. Y eso sólo significa que seguirá viva mientras sea capaz de plantearme inquietudes y cuestiones en torno a este relato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario